Agosto 2022

HOMENAJE EN FERRO A LA SELECCIÓN ARGENTINA POR EL BRONCE DE TOKYO 2020

A poco menos de cumplir un año de la tan ansiada medalla que obtuvimos en los JJOO de Tokyo, los jugadores y staff técnico tuvimos la oportunidad de festejarlo con nuestra gente. El jueves 2 y viernes 3 de junio, en el estadio Héctor Etchart de Ferro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la selección tuvo dos amistosos con Países Bajos, ganando por 3-1 y 3-0, respectivamente. Más allá de los triunfos, lo que más ansiaba la gente y el vóley era reencontrarse, poder festejar la valiosa y épica medalla con sabor a oro. Y así fue. A estadio colmado, con casi tres mil personas, fueron dos noches de puro show, alegría, aplausos y reconocimientos. Desde el principio hasta el final, el encuentro estuvo lleno de sorpresas. El espectáculo comenzó con un video en pantalla gigante, recordando los mejores momentos de las olimpíadas y el tan celebrado bloqueo de Agustín Loser frente a Douglas Souza, sellando el último punto y la obtención de la medalla.



Los 12 jugadores olímpicos y staff técnico fuimos ovacionados al ingreso, luego del video, volviéndonos a encontrar cara a cara con todos los argentinos que estuvieron hinchando y mandando sus fuerzas durante la competencia en el país asiático. Como recuerdo de los momentos vividos en Japón, recibimos un anillo con el logo de las olimpiadas gravado en el mismo.

Y las sorpresas iban a seguir dando que hablar durante más de dos horas. Tuvo su momento y homenaje la Generación del ´82, quienes obtuvieron la medalla de bronce en Seúl 1988, cumpliéndose 40 años de la primera medalla olímpica ganada por el vóley argentino.
Durante los tiempos técnicos y pausas entre set y set contra el equipo naranja, tuvimos nuestra oportunidad de saludar y ser reconocidos por el público.
Cabe destacar que el “Nene Malo”, Sebastián Solé, referente del vóley y quien defendió la camiseta Argentina por más de diez años, tuvo su despedida de la selección a lo grande, llevándose cálidos aplausos junto a toda su familia.
Ambas jornadas no terminaron solo con los triunfos albicelestes, sino que, tanto los jugadores como el staff técnico, nos acercamos al público para firmar autógrafos y sacarnos fotos por más de una hora.

Fueron noches muy intensas, horas a puro vóley, donde quienes somos parte de la selección sentimos el cariño y la cercanía de todos aquellos que acompañaron este sueño tan anhelado durante tanto tiempo.

Haberlo festejado con TODOS fue el broche de oro.